Si vas a visitar la capital danesa tienes que tener en cuenta que los precios son bastante altos en comparación con España. Pero te voy a recomendar varios sitios para que tu bolsillo no se resienta y tu estómago tampoco (sin recurrir a los típicos Mcdonalds o pizzas recalentadas)

  • La mejor opción:

Dinamarca es uno de los países que más se caracteriza por cuidar del medio ambiente y por tener una clara predominancia de los productos ecológicos en su gastronomía. Y una de las grandes iniciativas que han tenido ha sido la creación de la App Too Good To Go, donde diferentes restaurantes y panaderías ofrecen sus productos a precios muy reducidos antes de echar el cierre del día para evitar tirarlos.

Un estudio del gobierno danés en 2014 estimaba que se tiraba alrededor de 105 kilos por persona al año en el país. Y para evitar este despilfarro y conseguir un beneficio tanto para los restaurantes como para los clientes se creó esta App.

Simplemente tienes que descargarla, crear una cuenta gratuita y buscar en el mapa el restaurante más cercano. La única pega es que la explicación viene en danés pero bueno basta con mirar en Tripadvisor una breve descripción del restaurante para ver qué nos ofrece.too-good-to-go

Tienes un tiempo determinado de entre 15 y 30 minutos generalmente para acudir al establecimiento y beneficiarte de la oferta. Una gran solución para jóvenes viajeros que tienen que llevar las cuentas ajustadas.

  • Café Paludan:

Tanto si quieres tomar un café como una cerveza o para cenar, esta es una gran opción porque su decoración y ambiente te invita a pasar unas cuantas horas en él. Se trata de una especie de biblioteca dividida en diferentes salas con estanterías llenas de libros y cuadros.img_2173

La carta es amplia y variada y los precios razonables, unos 20 € por persona un plato más bebida. Y además las cantidades son abundantes por lo que se pueden compartir.

  • Papiroen:

Un must en la ciudad, sobre todo en fin de semana o los días de buen tiempo donde los daneses salen como locos a disfrutar de los rayos del sol. Situado cerca de la Ópera y dentro de una nave industrial cuando entras te encuentras con diferentes puestos y food trucks de comida danesa, china, brasileña, italiana, turca…DSC_0776.JPG

Precios bastante más asequibles que en los restaurantes de la ciudad y con la posibilidad de que cada uno pueda escoger lo que más le guste y luego juntarse en una de las largas mesas que se encuentran en diferentes lugares de la nave o en los bancos en la calle.

Muy recomendable la hamburguesa de pato deshilachado en Duck it y el puesto de cervezas danesas.

  • Emmery´s:

Un bocata siempre es una buena solución y más en Copenhague, que está llena de parques donde poder descansar y comérnoslo. En estas panaderías que encontrarás repartidas por toda la ciudad podrás probar numerosos panes de distintos cereales, bollería apta para celíacos y unas neveras con sándwiches preparados y zumos naturales para llevar o comértelo allí mismo.

Si no te convencen puedes pasar por algún supermercado como Irma, Rema o Netto donde podrás comprar quesos, embutidos o patés para rellenar cualquiera de los exquisitos panes que puedes comprar.

  • Conditori La Glace:

Si el dulce te pierde no puedes dejar de visitar esta pastelería, la más antigua de la ciudad, y probar sus tartas o pastelitos.

  • Dalle Valle:

Incluido dentro de la app Too Good To Go, si tenemos mucha hambre su buffet es la mejor elección ya que son productos de calidad y muy variados, desde ensaladas, pastas o carnes. Por 109 DKK podremos llenarnos hasta la saciedad, pero si esperamos al final del día lo conseguiremos por 39 DKK.img_2166

  • Noma:

El que en 2014 fuera designado como el mejor restaurante del mundo y que actualmente continúa en el top 5, sería la opción si nuestros bolsillos están a prueba de bombas. Situado en la isla de Christiania, muy cerca del Papiroen. Seguro que tiene que ser una experiencia sensorial, pero la lista de espera es grande así que preparadlo con tiempo.

  • Puestos callejeros:

Si estamos indecisos sobre dónde ir podemos encontrar distintos puestos repartidos por la ciudad, donde ofrecen gofres, crêpes y sobre todo perritos. Barato y muy bueno. Además puedes elegir los ingredientes extra como cebolla caramelizada, cebolla frita, pepinillos…dsc_0772

  • Café Petersborg:

Tras visitar la sirenita y de regreso a la ciudad es una buena opción para el mediodía ya que tienes una carta de unos 70 “smorrebrod”. Lo que vendría a ser una tosta de pan blanco o integral untada en mantequilla y coronada por ingredientes como el arenque o los frikadellen, las albóndigas estilo suecas pero de mayor tamaño.

 

Así que aquí tenéis varias opciones para todos los gustos. ¿Tenéis alguna recomendación más?

Anuncios